Las diferencias entre una impresión 3d profesional de una no profesional, son muchas y muy palpables, que son las que justifican la diferencia de precio y el resultado de las piezas impresas. Entre ellas y fundamentalmente están: la calidad de la impresión, la resistencia de los materiales, la precisión de las piezas impresas, la durabilidad, la versatilidad, el acabado final…

La impresora no profesional, para gran consumo, más conocida del mercado y con mayor distribución mundial es la impresora Makerbot, del fabricante mundial Stratasys. Ese mismo fabricante también, y sobre todo, se distingue por ser el mayor fabricante de las mejores impresoras profesionales del mercado con tecnología FDM y Polyjet.

impresora 3d no profesional

impresora 3d para uso personal

Ipresora profesional Fortus 900 , FDM, Stratasys

Impresora profesional Fortus 900 , FDM, Stratasys

Un ejemplo muy práctico que muestra la diferencia de calidad entre ambas, es esta foto. En AZUL una pieza impresa con la makerbot. Es un material plastico muy frágil y se notan mucho las deposiciones con lineas. Si se cae al suelo se rompe fácilmente y la precisión es mínima.

La pieza en color crema está impresa con una impresora profesional con tecnología FDM (Fused Deposition Modeling) que permite fabricar piezas finales altamente resistentes y con acabados diferentes en multitud de materiales. Al igual que ocurre con la fotografía que se ofrece en bancos de imágenes, las impresiones profesionales 3d pueden hacerse en baja media y alta calidad, con resultados diferentes. Según la calidad que se solicite, más se ajustará el prototipo o pieza final impresa, con su diseño. A mejor calidad de impresión, mayor precio. Si lo que desea es ver el resultado lo más ajustado a la realidad y no está interesado en la forma, entonces aconsejamos pagar un poquito más en ver una réplica exacta, a la pieza que se desea fabricar en serie.